El Rodadero Santa Marta


Otros Sitios Turísticos de Santa Marta

Los niños, que no caben de la felicidad, cubren de arena a papá y a mamá; los abuelos lentamente se broncean con el delicioso sol samario; incontables grupos de turistas disputan alegremente partidas de vóley en la playa; los más arrojados van por la aventura en jet sky, windsurf, kitesurf, esquí náutico… ¿Cómo se llama ese lugar donde ocurre tanta diversión y en simultaneo? El Rodadero es la respuesta.

El cuadro está colmado de risas, música y alegría…, hay mucho por ver y hacer en la playa más popular y frecuentada de Santa Marta; los grandes montes, los cocoteros, la brisa que sopla y las olas que van y vienen en suave danza completan el colorido lienzo. Apenas se cruza la calle, que limita con las palmeras y la arena, solo dan ganas de salir corriendo al encuentro de uno de los mejores balnearios del Caribe.

El Rodadero entonces se llena de todos los turistas que salen de sus habitaciones, directo de esos gigantescos edificios que siguen la línea de la costa

Galería de Fotos


Y si en la playa hay mucho por hacer, en ese amplio mar caribeño las actividades abundan. Con un excelente clima que conspira a favor, los deportes náuticos encuentran todas las condiciones ideales para su desarrollo. Otros adictos de la buena vida se dedican a pedalear en bicicletas acuáticas, arman tremenda fiesta montados en graciosas banana boats o abordan lanchas que cortan las aguas buscando los mejores lugares de la bahía, bien sea para pescar o para bucear.

Por si fuera poco, a tan solo unos minutos de viaje en lancha una visita al Rodadero y al Museo del Mar permite conocer diversas especies marinas como tortugas, mantarrayas, delfines, inofensivos tiburones, erizos de mar y los más coloridos peces del reino submarino, sin olvidar (y esto muy importante) el aprendizaje de la estrecha relación que tenía la cultura tairona con su mar.

Rodadero de Santa Marta Rodadero de Santa Marta Rodadero de Santa Marta

Un día en esta playa es de por sí un día muy agitado y cargado de emociones, pero atención, la puesta del sol señala la llegada de nuevas experiencias; la noche no quiere dejar que la diversión acabe. Es por esas horas que en El Rodadero se arma la rumba caribeña: parranda vallenata, salsa para azotar la arena, agitados compases afrocaribeños, música crossover para saludar la madrugada. Toda la rumba que el cuerpo aguante.

Como vas viendo, el tiempo vale oro en con todo lo que hay para hacer, ¡y cómo se la pasa uno en grande en El Rodadero! Por eso la cercanía con la zona céntrica es fundamental ―solo diez minutos de viaje separan la playa de la ciudad, o por lo menos eso dicen, porque a nosotros nos parece que está a solo unos pasos― para no perderse ni un segundo de ese valioso tiempo y así irte de compras, comer en restaurantes de comida internacional o local (“cayeye” y “chipi chipi”, ¿te suenan? Si no es así, va siendo hora de que pruebes estas delicias), tomarte un exquisito “coctelito” en los bares de la zona, para luego irte a descansar en los fastuosos hoteles que te brindarán una atención de lujo.



Con todo a disposición para el turista, entre hoteles, restaurantes, bares y centros comerciales El Rodadero es un pequeño mundo caribeño repleto de sorpresas. ¿No te parece?

Ubicación



Haz estado aquí? Cuéntanos cómo fue tu experiencia

Tours, Viajes y Vacaciones en Santa Marta Colombia Copyright © 2015. Todos los Derechos Reservados.

Cumplimos con las disposiciones de la Ley 679 del 3 de Agosto de 2001 expedida por El Congreso de la República, con la cual se dictan disposiciones para prevenir y contrarrestar la explotación, la pornografía y el turismo sexual con menores de edad